Archive for octubre, 2010



UNAMUNO  se  enamoró  de  la   encina   castellana  especialmente  la  de  la  dehesa  salmantina  tanto  en  sus  escritos  en  prosa  como  en  sus  poemas.  Canta  a  la  perfección  su  caràcter  sagrado  y  las  peculiariades (  raíces,  tronco,  copa  y  hojas…..).  Así  lo  plasmó   en  su  poema  :  ”  EL  MAR  DE  ENCINAS ”  no  en  balde  la  encina  es  el  árbol  símbolo  de  la  Península  Ibérica y  en  Salamanca  y  Extremadura  se  las  cuidan  con  sumo    interés.

                 En  este  mar  de  encinas  castellano/ los  siglos  resbalaron  con  sosiego/  lejos  de  las  tormentas  de  la  historia,/  lejos  del  sueño.

                 Que  a  otras  terras  la  vida  sacudiera; /  sobre  este  mar  de  encinas  tiende  el  cielo/  su  paz  engendredora  de  reposo,/  su  paz  sin  tedio.

                Sobre  este  mar  que  guarda  en  sus  entrañas/  de  toda  traición  el  manadero/  esperan  una  voz  de  hondo  conjuro/  largos  silencios.

                Cuando  desuella   el  estío  la  llanura,/  cuando  la  pela  el  riguroso  invierno,/  brinda  al  azul el  piélago  de  encinas/  su  verde  viejo

                Como  los  dias,  van  sus  recias  hojas /  rodando  una  tras  otra  al  pudridero /  y  siempre  verde  el  mar,  de  lo  divino /  no  es  espejo.

                   Su  perenne  verdura  es  la  de  la  infancia/  de  nuestra  tierra,  vieja ya,  recuerdo,/  de  aquella  edad  en  que  esperando al  hombre/  se  henchía  el  seno

                   de  regalados  frutos.  Es  su  calma/  manantial  de  esperanza  eterna, eterno./  Cuando  aún  no  nació  el  hombre  ella  verdecía/  mirando  al  cielo.

                   y  le  acompaña  su  verdura  grave/  tal  vez  hasta  dejarle  en  el  lindero/  en  que  roto  ya  el  viejo, nazca  al  dia / un  hombre  nuevo.

                   Es  su  verdura  flor  de  las  entrañas/  de  esta   rocosa  tierra,  todo  hueso; /  en  flor  de  piedra  su  verdor  perenne/  pardo y  austero.

                    Es,  todo  corazón,  la  noble  encina/  floración  secular  del  noble  suelo/  que,  todo  corazón  de  firme  roca ,/ brotó  el  fuego

                   de  las  entrañas  de  la  madre  tierra./  Lustrales  aguas  le  han  lavado  el  pecho/  que  hacia  el  desnudo  cielo  alza  desnudo /  en  verde  vello.

        Y  no  palpita,  aguarda  en  un  respiro/  de  la  bóveda  toda  el  fuerte  beso,/  a  que  el  cielo  y  la  tierra  se  confundan/  en  lazo  eterno.

        Aguarda  el  día  del  supremo  abrazo/  con  un  respiro  poderoso  y  quieto /  mientras,  pasando, mensajeras  nubes /  templan  su  anhelo.

        En   este  mar  de  encinas  castellano /   vestido  de  su  pardo  verde  viejo / 

que  no  ceja,  del  pueblo  a   que  cobija,/místico  espejo.

Gabriela  Mistral  era  el  pseudónimo  de  LUCILA  DE  MARIA  DEL  PERPETUO  SOCORRO    GODOY    ALCAYAYA.   Nació  en  Vicuña  (  Chile ) en  1.889  y  murió  en  New  York  en  1.957.  Su  poesia  es  romántica,  dulce  y  musical, repleta  de  colores  y  por  doquier  rezuma  Naturaleza.  En  su  poema  ”  LA  ENCINA  ”  dedicado  a  la  mestra  Brígida  Walker  podremos  ver   el  gran  amor  que  profesa  a  la  encina, extendida  por  toda  Hispanoamérrica,  árbol  que  une  generaciones, anida  ilusiones  y  de  hechura  divinal.

         Esta  alma  de  mujer  viril  y  delicada,/  dulce en  gravedad, severa  en  el or,/  es  una  encina  espléndida  de  sombra  perfumada/  por  cuyos  brazos  rudos  trepara  un  mirto  en  flor.

        Pasta  de  nardos  suaves,  pasta  de  robles  fuertes/  le   amasaran  la  carne  rosa  del  corazón, /  y  aunque  es  altiva  y  recia,  si  miras  bien  adviertes/  un  temblor  en  sus  hojas  que  es  temblor  de  emoción.

        Dos  millares  de  alondras  el  gorjeo  aprendieron/  en  ella,  y  hacia  los  vientos  esparcieron/  para  poblar  los  cielos de  gloria.  ¡  NOBLE  ENCINA !/  déjame  que  te  bese  en  el  tronco  llagado, /  que  con  la  diestra  en  alto,  tu  macizo  sagrado,/  largamente  bendiga  ,  como  hechura  divinal.

 

 

 

 

 

 

            El  peso  de  los  nidos  ¡ fuerte !  no   te   ha  agobrado./   Nunca  la  dulce  carga  pensaste  sacudir./   No  ha  agitado tu  fronda  sensible  otro  cuidado/  que  el  ser  ancha  y  espesa   para  saber  cubrir.

            La  vida  (  un  viento )  pasa  por  tu   vasto  follaje ./  Como  un  encantamiento  .  sin  violencia,  sin  voz; / la  vida  tumultuosa   golpea  en  tu  cordaje,/  con  el  sereno  ritmo  que  es  el   ritmo  de  Dios.

            De  tanto  albergar  ruido,  de  tanto  albergar  canto,/  de  tanto  hacer   tu  seño  aromosa  tibieza, /  de  tanto  dar  servicio,  y  tanto  dar   amor/  todo  tu  leño  heroico  se  ha  vuelto,  santo.

            Se  te  ha  hecho  en  la  fronda  inmortal  la   belleza  / ¡  y  pasará  el  otoño  sin  tocar  tu  verdor  !.

 

 

 

 

 

 

 

En  este  lugar – tumba  reposan  los  restos  mortales  de  Gabriela  Mistral.

       ¡  Encina,  noble  encina,  yo  te  digo  mi  canto ! /  Que  nunca  de  tu  tronco  mane   amargor  de  llanto/, que  delante  de  ti  prosterne  el  leñador /  de  la  maldad  humanas,  sus  hachas,  y  que  cuando /  el   rayo  de  Dios   hiérate,  para  ti  se  haga  blando /  y  ancho  como  tu   seno,  el  seno  del  Señor! .

Anuncios

LA ENCINA EN LA BIBLIA


Veremos  como  la  Biblia  considera  la  encina  como  un  lugar  de  impartir  justicia, como  un  hito  o  linde, como  un  lugar  depositario  de  riquezas,  como  un  lugar  donde   Yahavé  se  hace  presente,  como  un  lugar  donde  indica  una  sepultura  o  como  de  una  encina  quedó  colgado  Gadeón.

(  Gen. 12,6  )  Dios  llama  a  Abrahán  : ”  Atravesó  Abraham  el  país  hasta  el  lugar  de  Siquem,  hasta  la  encina  de  Moré… Entonces  se  apareció  Yahvé  a  Abrahán  y  le  dijo:  a tu  descendencia  daré  esta  tierra  ”  ( ver  fotografia  anterrior). La  encina  de  Moré  era  un árbol  o  un  pequeño   bosque   que  servia  como  lugar  de  culto  (  Deut.11,30  )  :  ”  ¿  No  están   ellos  al  otro  lado  del  Jordán  detrás  del  camino  del  occidente,  en  el  país  del  cananeo  que  habita  en  el  Arabá, frente  a  Gálgata, junto  al  encinar  de  Moré  ? ” .  Es  posible  que  fuese  el mismo  árbol  sagrado  que  en  (  Jueces  9, 37 )  recibe  el  nombre  de  encina  de  los  adivinos :  ”   Gaál  volvió  a  hablar  diciendo  :  Mira   que  baja  gentew del  ombligo  del  país  y  una  compañía  viene  de  la  encina  de   los adivinos “,  que  en  hebreo   es  ”  elon  Meonenum  ”   que  para  algunos  seria  una  planicie  cerca  de  Siquem,  pero  para  la  mayoría  se  refiere  a  la  encina,  aunque  todavia  no  se  ha  podido  ubicar   el  sitio  exacto.

(  Gen. 13,18 )  ”  Y  levantó  Abrahán  las  tiendas  y  vino  a  establecerse  en  el  encinar  de  Mamré, cerca  de  Hebrón,  donde  edificó  un  altar  a  Yahavé  “. En  este  texto  vemos  como  la  encina  es  un  lugar  propició  para  levantar  un  altar  (  culto )  a  Dios.  Y  en  el  mismo  (  Gen  18,1 )  nos  dice  :  ”  Y  apareciósele  Yahavé  a  (  Abrahán)  en  el  encinar  de  Mamré mientras  estaba  sentado  a  la  entrada  de  la  tienda, durante  el  calor  del  dia.  Alzando  los  ojos  miró.  y  he  aquí  que  estaban   parados  delante  de  él   tres  varones.  Tan  pronto  como  los  vió  ,  corrió  a  su  encuentro  desde  la  entrada  de  su  tienda  y  postrándose  en  tierra  dijo  :  ”  Señor  mio, si  he  hallado  gracia  a  tus  ojos ,  te  ruego  no  pases  de  largo  junto  a  su  siervo……….  y  mientras  comian  ,  Abrahán   se  quedo  de  pie  junto  a  ellos,   bajo  el  árbol  “.  Que  bella  estampa   más  bella  y  familiar  :   Dios  en  su  Trinidad  se  hace  presente  en  el  encinar  de  Mambré,  en  un  dia  muy  caloroso,  y  Abrahán  inmediatamente  se  postra  en  tierra  y  pide  que  no  pasen  de  largo. Y  como  unos  viajeros  les  proporciona  comida. (  ver  la  fotografia  siguiente )

Una  visión  que  deja  entrever  el  misterio  Trinitario  que  luego   Jesús  lo  destapa  plenamente.  (  Gen.  35,  6-8 )  Jacob  erigió  un  altar  y  enterro  a  Bébora  :  ”   LLegó  ,  pues,  Jacob  a Luz,  en  la  tierra de  Canaán,  que  es  Betel,  él  y  rodo  su  pueblo  con  él.  Allí  erigió  un  altar, y  llamó  al  lugar  EL- BETEL,  porque  allí  se  le  aparecio  Dios cuando  huía  de  su  hermano.  Y  murió  Débora, nodriza  dew  Rebeca,  y  fue  enterrada  al  pie  de  Betel,  bajo  una  encina,  la  cual  fue  llamada  ENCINA  DEL  LLANTO. “.  DEBORA  en  hebreo  significa  ”   abeja  ”   derivado  del  verbo  ”  zumbar  ” .  Fue una  profetisa,  heroina, muy  activa  en  los  días  de  los  Jueces.  Mujer  de  gran  valor  y  espíritu,  prácticamente  ella  sola  organizó  la  resistencia  nacional  contra  la  penetración política,  cultural y  religiosa  de  los  cananeos (  Jueces  4,4)

Sepulcro  de  Débora (  pintura  anterior).  (  Josué  24,  26-27 )  Despedida  de  Josué  y  Renovación  de  la  Alianza :  ”  … y  tomando  una  gran  piedra  la  levantó  allí  bajo  la  encina  que  estaba  junto al  santuario  de  Yahvé.  Y  dijo  Josué  a  todo   el  pueblo :  Ved  esta  piedra  que  será  testigo  contra  nosotros,  porque  ella  ha  oido  todas  las  palabras  que  Yahvé  nos  ha  dicho;  quede  pues  por  testigo  contra  nosotros,  para  que  no  neguéis  a  vuestro  Dios “. 
Reparto  de  tierras  entre  las  doce  tribus  y  la  encina  como  hito  (  Josué  19, 33 )  :  ”   Comenzaba  el   territorio  de  Neftalí  desde  Hélef, desde  el  encinar  de  Zaananim,  e  iba  por  Adaminékeb  y  Jabneel  hasta  Lacum,  acabanso  en  el  Jordán “. (  Jueces  6, 11 –  14 ).  Dios  lo  inviste  guerero  –  lider  a  Gedeón  :  ”   Vino  el  Ángel  de  Yahvé  y  se   sentó  debajo  de  la  encina  de  Ofrá,  que  pertenecia  a  Joás  de  la  familia  de  Abiéser ,  cuando  Gedeón ,  su  hijo  ,  estaba  batiendo  el  trigo  en  el  lagar ,  para  esconderlo  de  los  madianitas  “.

Vemos  como  Jahvé  llama  a  alguien  que  no  vivia  en  un  palacio,  ni  a  alguien  que  fuera  un  guerrero-  para  salvar  a  Israel  de  la  esclavitud  de  los  madianitas –  ni  a  un  lider  religioso,  sino  a  un  campesino  que  estaba  trillando  trigo  para  esconderlo  de  los  madianitas .   Gedeón  reprochó  a  Yahvé  que  los  habia  abandonado  y  entregado  en  manos  de  Madián.  Entonces  :  ”  Volvióse  Yahvé  hacia  él  y  le  dijo  :  Anda  con  esta  tu  fuerza  ,  y  salvarás  a   Israel  de  la  mano  de  Madián. ¿  No  soy  Yo  quien  te  envio  ?.

Creo  que  estas  citas  son  lo  suficientemente   claras  y  precisas  para  ver  como  el  Pueblo  de  Israel,  como  otros  muchos  pueblos  de  la  antigüedad,   tenian  parecidas  costumbre  y  como  Yahavé,  en  cierta  medida,  se  acomoda  y  no  rompe  con  ellas.


Aquí   podemos  ver  la  extensión  que  ocupaban  los  encinares  en  España  en  tiempos  de  los  celtiberos.  Los  aqueos  ,  la  familia  más  antigua  de  las  familias  griegas  celebraban,  según   Tito  Livio, bajo   una  encina  sus  reuniones  comunales  en  las  que  se  tomaban  las  decisiones  más  importantes.  La  encina ,  según  los  griegos,  era  símbolo  de  justicia  y  de  fuerza.

El  bosque  fue  el  templo  más  antiguo  para  muchos  pueblos ;  el  primer  lugar  destinado  al  culto  de  divinidades.  Cuando  posteriormente  se  conbstruyeron  templos,  alrededor  se  plantaban  bosques, en  los  que  se  celebraban  fesrividades  y   actos importantes.  El  carácter  sagrado  de  los  bosques  permitia  que  los   perseguidos  por  la  justiucia  acudieran   a   refugiarse  en  ellos  pidiendo  asilo.

Los  Druidas   (  ver  fotografia  anterior )  ”   hombres  de  la  encina  ”  fueron  los  sacerdotes  celtas  acreditados  en  la  Galia  y  en  la  Britania.  Eran  poseedores  de  los  conocimientos  que  iban  desde  la  predicción,  sanación  y  astronomía  hasta  las  funciones  de  maestros  y  jueces.  Fueron  personas  de  gran  poder  e  influencia  y  líderes  religiosos  de  los  clanes  celtas.  Nunca  fueron una  casta  hereditaria  dado  que  cualquiera  podia  iniciarse  como  druida.

Para  los  druidas  celtas  su  templo  para  la  transformación  estaba  en  la  Naturaleza  donde  las  montañas, los  rios  y  los  valles  se  vuelven  sagrados;  y  como  rito  iniciático  el  druida  se  apoya  en  la  simbología  sagrada  de  la  encina  y  se  conecta  a  través  de  ella  con  los  ritmos  biológicos  vegetales.  La  palabra  druida  viene  de  ”  DER  ”  que  quiere  decir  ”  roble  o  encina  ”   pues  este  árbol  canaliza  ,  según  los  druidas,  una  energía  que  les  permite   transformarse  (  ver  fotografia ).  Según  los  griegos  suponian  que  las  encinas  estaban  habiatadas  por  los  druidas  (  drys  en  griego  significa  encina ).

En  este  proceso  de  transformación  los  druidas  atravesaban  tres  grados,  el  primero  era  el  de  BARDOS,  aquellos  que  tienen  la  inteligencia  de  saber  vivir,  de  saber  callarse  y  de  saber  hablar  cuando  hace  falta  (  otra  versión  de  los  tres  manos :;  no  ver,  no  oir  y  no  hablar );  el  segundo  grado  era  el  OVATE  que  viene  de    ”  ovide  ”  =  serpiente (  el  máa  astuto y  sabio  de  los  reptiles),  por  lo  que  ya  tenia  la  posibilidad de  enseñar  a  la  juventud,  de  dar  esperanza  y  ánimo.  Actuaban  como  catalizadores  entre  el  mundo  subterráneo  y  el m mundo  aéreo  del  pensamiento.  Y  el  tercer  grado  era  el  DRUIDA,  maestro,  juez  y  jefe  religioso.

 

DODONA  es  un  lugar  que  se  encuentra  a  80  km.  al  este  de  la  isla  de  Corfú,  en  la  región  de  Epiro,  al  pie  del  monte  Tomaros (  2.000m. de  altitud ) , cerca  de  la  actual  frontera  entre  Grecia  y  Albania.  El  oráculo  de  Dodona  es  el  más  antiguo  y  célebre  junto  a  los  de  Delfos  y  Amón.  Este  santuario  dedicado   al  dios  Zeus  se  precticaba  la  adivinación.   ”   de  la  encina  debes  apartarte  cuando  amnenaza  una  tormenta  “  dice  el  refranero,  pues  dicho  santuario  consagrado  a  Zeus,  dios  del  rayo  ,trueno  y  del  cielo, comunicaba  su  voluntad  a  los  sacerdotes  (  oráculos  de  Dodona )  en  el  rumor  de  las  hojas  de  la  encina  sagrada.

Según  cuentra  Homero  en  ”  La  Iliada  ”   Ulises  pidió  un  consejo  al  follaje  del  dios  del  oráculo  (  Zeus )  en  Dodona  para  poder  regresar  sano  y  salvo  a  su  tierra  de  Ítaca.   ”   dijo  que  (  Ulises )  fue  a  Dodona  para  aprender  del  gran  Roble –  Encina  la  voluntad  de  Zeus  y  para  saber  como  entraría  en  la  tierra  de Ítaca  “.

En  el  centro  del  santuario  de  Dodona   se  hallaba  el   árbol  sagrado,  el  gran   roble-encina  de  Zeus  que  hacia  las  veces  de  palomar  (  ver  fotografias  anteriores ).  Las  señales  que  los  sacerdotes  y  sacerdotisas  debían  interpretar venian  del  grito  de  las  palomas,  el   rumor  de  las  hojas  de  la  encina   y  los   ecos  sonoros  que  el  viento  conseguia  al  hacer  golpear  unas  cadenas  emplazadas  allí  sobre  unos  calderos.

En  la  Antigua  Roma  ,  a  orillas  del  lago  NEMI, estaba  un  encinar  consagrado  a  Júpiter  (  Zeus)  gobernado  por  un  rey  del  bosque,  y  las  coronas  de  hojas  de  encina  eran  el  distinmtivo  de  los  gobernantes  de  la  antigua Italia,  mucho  antes   que  los  héroes  lo  fueran  con  hojas  de  laurel.

Entre  los  germanos ,  donde  a  menudo  las  encinas  cubrian  con su  sombra  los  anfiteatros donde  se  celebraban  los  ”  things  ”  , estaban  consagradas  al  dios  del  trueno  y  del  rayo  THOR/DONAR.  Y  durante  el  romanticismo  fue  la  encina  símbolo  de  fuerza inquebrantable   por  lo  que  las  hojas  de  encina  en  la  época  nacionalsocialista  (  Hitler  )  una   condecoración.


La  Encina  su  nombre  científico  es  ”   Quercus  ilex  ”   y  el  nombre  de  quercus  provine  de  la  palabra  celta  ”  quercuez  ”  que  significa  árbol  hermoso. El  bosque  de  encinas  se  esparcia  por  todo  el  territorio  de  España,  por  eso  es  considerada  la  encina  como  el  árbol   típico  español.  Según  el  historiador  romano  Estrabón  en  sus  escritos  sobre  la  Península  Ibérica  decia :  ”   sus  habitantes,  durante  dos  tercios  del  año,  se  alimentaban  de  bellotas  de  encinas,  dejándolas  secar,  triturándolas  y  fabricando  con  ellas  un  pan  que  se  conserva  un  tiempo  “.  Esto  prueba  la  gran  extensión  que  ocupaba  el  bosque  encinar.

Es  un  árbol  de  talla  media  entre  los  16 – 25  metros  de  altura,  de  c0pa  ovalada  al  principio  para  luego  ensancharse  y  finalizando  con  formas  redondeadas  – aplastadas.  A  lo  largo  de  la  Historia,  la  encina  jugó  un  papel  destacado  en  la  economía  del  hombre  mediterráneo.  La  encina,  junto  con  el  roble. fue  árbol  sagrado  en  la  Península  Ibérica.  Recibió  culto  entre  los  celtíberos  y  abundaron  en  nuestro  país  ”  los  encinares  sagrados  “.

Estos  bosques  sagrados  estaban  fuertemente  protegidos y  la  rigidez  de  su  culto  debió  ser  notable  a  juzgar  por  las  noticias  que  nos  han  llegado  como  por  ejemplo  un  bronce  encontrado   en  Botorrita  (  Zaragoza ) en  1.970 ,  que  hace  referencia  a  un  bosque  sagrado ,  un  encinar , y  que  establece  toda  una  serie  de  prohibiciones,  normas  y  castigos   para  su  protección,  indicando  asimismo  que  se encuentra  vigilado.

Se  trata  de  un  árbol  siempre  verde.   Prefiere  suelos  calizos  sueltos  y  profundos.  Se  porta  bien  cuando  escasea   el  agua  y  acepta  temperaturas extremas. También  se  la  conoce  como  el   árbol  de la  sombra  tanto  por  su  frondosidads como  por  las  hojas  perennes  y  de  gran  porte.

 

Sus  hojas  son  perennes,  de  un  color  verde  oscuro  por  el  haz  y  más  claro  por  el  envés.  Estas  hojas  al  ser  muy   duras  y  coriáceas  evitan  la  excesiva  transpiración  de  la  planta,  lo  que  le  permite  vivir  en  lugares  secos.  Son  redondeadas  y  el  borde  provisto  de  dientes.  La  enc ina  simboliza  la  duración  y  la  regeneración  puesto  que  antes  de  que  las  hojas  se  mueran  ya  han nacido  las  nuevas.  A  las  hojas  de  la  encina se  les  atribuía  la  propiedad  de  mantener  alejado  el  león  y  una  estaca  de  encina  hincada  en  el  estercolero  ahuyentaba  las  serpientes.

Su  tronco  a  veces  adquiere  grandes  dimensiones  como  la  encina  del  ”  Mas  de  Borbó  ”  ( Aleixar )  o  de   ”  La  Marquesa  ”  en  Navalmoral  de  la  Mata  (  Cáceres),  llamada  así  por  la  propietaria  de  la  dehesa  la  ”  Marquesa  de  Comillas ”  donde  en  su  sombra  podian  sestear  casi  un  millar  de  ovejas  con  sus  pastores.  La  encina  de  ”  Sobrarbe  ”  fue  símbolo  de  las  libertades  aragonesas.  La  corteza  de  su  tronco  en  un  principio  es  lisa  y  de  color  verde  grisáceo,  poco  a  poco   se  va  oscureciendo  a  medida  que  crecen  y  agrietándose   hasta  que  finalmente  su  tronco  es  practicamente  negro  (  ver  fotografia anterior).

El  fruto  de  las  encinas  son  las  bellotas,  palabra  que   provine  del  árabe  ”  balluta  ”  que  significa  encina.  Son  unos  glandes  de  color  marrón  oscuro  cuando  maduran  (  antes  verdes….ver  fotografia ),  brillantes  y  con  una  cúpula  característica fornmada  por  brácteas  muy  apretadas  y  densas,  que  recubren  aproximadamente  un  tercio  de  su  tamaño.  Maduran  entre  los  meses  de  octubre  hasta  principios  de  diciembre  y  normalmente  se  caen  en  el  suelo.  Son  muy  apreciadas  para  alimentar  a  los  cerdos  ibéricos  ,  de  ahí  su  vital  importancia  para  la  economia  y  la  gastronomía.

Hay  dos  especies  de  bellotas  las  amargas  que  se  dan  en  el  área  mediterránea  y  las  bellotas  dulces  propia  de  las  áreas  interiores  y  meridionales  de  la  Península  Ibérica.   ”  Los  cerdos  pastan  por  las  dehesas  aprovechando  las  bellotas  caidas,  mientras  las  cabras  frecuentemente  trepan  a  los  encinares  buscándolas  “.  En  algunos  lugares  hacen  ”  licor  de  bellotas  “.

 

En  Catalunya  a  la  bellota  la  denominamos  ”  Gla  ”   (  glans  penis  )  ya  que  antiguamente  era  símbolo  sexual  masculino.  Así  Oswald  Crollius  dice  :   ”  el  glande  o  bellota  forma  la  cabrza  de  la  verga  del  hombre  ”  y  por  esto  también  se  llevaba  como  amuleto.  Para  los  Druidas  (  hombres  de  la  encina )  que  eran,  como  en  otro  artículo  explicaré,  una  corporación  de  sacerdotes  celtas , comian  bellotas  antes  de  la  predicción.