Las  brevas  son  el  primer  fruto  que  anualmente  produce  la   higuera,  siendo  el   higo   el  fruto  de  la  segunda  cosecha.  Suelen  tener  forma  de  pera,  abombada  en la  base  y  estrecha  en  el  tallo.  Su  tamaño  es  entre   6 – 9  cm.,  de  largo   x  4,5  cm.  de  diámetro.  Pesa  normalmente  unos  56  gramos.  Es  verde  al  principio  y  se  vuelve  de  color  morado  vinoso  al  madurar.  Se  desprende  fácilmente  de  la  pulpa,  de  color  rosa  pálido,  al  estirar  hacia  abajo  desde  el  tallo:   ”  Te  caes  como  una  breva “.

Las  arrugas  y  aberturas  que  presenta  la  piel  de  las  brevas  y  de  los  higos ,  revelan el momento  ideal  para  consumirlos, porque  son  una  evidencia   de   que   el   fruto  ha  llegado  a  su  punto  de  madurez. Son  dulces,  jugosos  y  de  gran  aceptación.

Fue  el  manjar  predilecto  de  Platón  , de  hecho  se  la   conoce  como  la  ”  fruta  de  los  filósofos “.   Galero,  el  médico  ateniense,  recomendaba  su   consumo  a  los  atletas  que  participaban  en  los  Juegos  Olímpicos.

”  Una  figa  (  breva )  per   ser  bona   ha   de   tenir   tres   senyals  :    crivellada,  secaina  i  bequetjada   des  perdals  “.   Un  buen     higo o   breva   ha  de  estar  entreabierta,  encogida  de  puro  dulzor  y  picoteada  por  los  pájaros.   Este   dicho   procede  de  Ibiza,  de  donde  ya  el  escritor  romano  ”  Plinio  el  Viejo  ”  alababa  sus  higos  y  brevas,  cuando  fue  Procurador  de   la   provincia   hispana   de  la  Tarraconense.  No  hay  que  olvidar  que  Ibiza  siempre  ha  sido  la  isla,  por  sus  cultivos,  más  próxima  a  la  Península  y  de  manera  particular  con  Tarragona.

Las  Brevas  tienen  un  alto  valor  comercial   por  su  tamaño,  superior  al    de  los   higos,  y  tienen  un  aspecto  sexual  y  un  gran  aroma-  sabor  dulce.   En  el  sureste  de  España hay  tres  variedades  de  higueras  breveras  :   collar ,  es  la  variedad  más  estimada  por  la   calidad   de  sus  brevas.  Es  de  mayor  tamaño  que  las  otras  dos,  de color  negro, con  forma  más  redonda  y  con  más  facilidad  de  agrietamiento  del   fruto.  Goina   son  brevas  negras  pero  con  el  ”  cuello  ”  algo  más  cobrado.  Son  más  alargadas ,  de  menor  tamaño  y  peso.  Tienen  menos  aguante  en  el  árbol  y   se   caen  ,  al   madurar , con  facilidad.  Además  se  marchitan  fácilmente  al  comienzo  de  su  desarrollo.  Ñoral   son  brevas  verdosas ,  tirando  a  blancas  por  fuera,  de   menoa calidad  que  las  anteriores,  por  no  tener  su  mismo  sabor,  dulzor  y  aroma.

Es  un  fruto  blando, de  gusto  dulce  ,   cuyo  interior  es   de  color  encarnado  y  blanco.   Aparece   cubierto  exteriormente  por  una  piel  verdosa,  negra  o  morada ,  según  las  diversas   variedades. La  época    de   su recolección  es  la  siguiente  :  brevas   junio;    higos  blancos, de  unio –  julio ;   higos  cuello  de  dama  blanco  o  negro,  agosto –  septiembre  y  los  higos  corazón,  septiembre.

El   HIGO  es  el    dulce  fruto  del  final  del   verano.  En  China  al  higo  se  le  llama  ”  fruto  sin  flor  “.  Su  riqueza  estriba  no  solamente  en  el  excelente  contenido  de  vitaminas,  minerales  y  azúcares  importantes  para  la   nutrición,  sino  en  ese  característico  y   agradable   sabor  dulce  que  le  acompaña.

Son  ricos   en  fibra  por  lo   que  regulan   el   tránsito   intestinal.  Su  gran   contenido  en  hierro  y  en  vitaminas  C   y   B  los   hace  muy  adecuados  para   la   fabricación   de  glóbulos  rojos   muy   necesarios  para  evitar  la   anemia.  Contienen  mucho  potasio  para  controlar  el   ritmo   cardíaco,  el   sistema   nervioso  y   la   producción   de   masa  muscular.

Si  sufrimos  estreñimiento  hervimos  higos  maduros  durante  unos  15  minutos,   lo   dejamos  reposar-  enfriar   y  bebemos  el  líquido.  También  si  tenemos   problemas   de boca.  Sirve  asimismo  para  tratar  resfriados,  tos  o  bronquitis.  Ayuda   a  combatir  el  reumatismo.  Se  utiliza  el  látex  que  fluye  de  cortar  sus  ramas  y  hojas  para  tratar  las   verrugas.

En  el  ámbito  rural  los  higos   tienen  mucha  importancia  pues  deviene  un  postre  delicioso en  inv ierno,  LLegada  la  época  de  la  cosecha   se   produce  tal  avalancha   de   frutos  que   se  precisan  secar   para   poderlos  consumir  durante  el  resto  del  año.  El   primer   paso   para  secar  los  higos  se  denomina  ”   capar  ”  ,  lo  cual   resulta  curioso ,  ya  que   la   higuera    se  asocia  con  ”   la  fecundidad  “.   Se  cogen  los  higos  ,  uno   a  uno  y  se  van  aplastando  para  evitar  la  aparición  de  bolsa    humedad   interior  que   los  pudriría. Para   el   secado   se   extienden  los   higos  sobre  cañizos   al  sol.

Los  higos  secos  son  extremadamente   energéticos  (  250  k ilocalorias    por  cada   1 00  gramos   en  comparación  con  las  22o  kilocalorias   que  tiene  una  chuleta  de  cerdo ).

Hay  un  villancico  en  catalán  titulado  ”  El   noi   de  la   mare  ”   que   dice   textualmente  :  ” Qué  li  darem  en  el  noi  de    la    mare ?.  Qué    li   darem   que  li  sapiga  bo   ?.   Panses    i   figues   i   nous  i   olives.   Panses  i    figues  i mel   i   mató ”  .   Otra   versión   dice  :  ”    Li   darem  panses   en  un   balances.  Li   darem   figues  amb  un   paneró “.   Lo  que  demuestra  como  los  higos  estaban  arrelados   dentro  de  la  payesía  catalana.  Para  ofrecer  a  Jesús   los  productos   típicos  :  pasas, higos, nueces, olivas,  miel  y   requesón.

Con  los  higos  secos  se  hacen  infinidad  de  postres  y  mermeladas .  Mezclados  con  frutos  secos  se  prepara  el  famoso  ”  pan   de  higo  .   Hoy  quiero   hablar  y   dar   a   conocer  un  sabroso   postre  denominado  ”  Requesón  de   brevas  “.   Sus   ingredientes :  1  lámina  de    hojaldre  (  250  gr.);   200  gr.  de   requesón   de   oveja,   16  higos  o  brevas,  1  brick  de  nata  de  200 ml.,   4   huevos  y  150  gr.   de  azucar.

Preparación  :  Un  molde  de  26  cm.  con  papel  de  aluminio  untado  de  mantequilla  o   aceite.  Estirar  la  masa  de  hojaldre  y  la   colocamos  en   el   molde,     la  pinchamos  con  un  tenedor   para   que  no   nos    suba   mucho . Pelamos  las  brevas  o  higos  y  los   ponemos  a  trozos  en  la  masa  de  hojaldre.  En  un  bol  batimos  el  requesón,  la   nata ,  los   huevos  y   el  azucar.  Lo   echamos  en  molde   y   lo  introducimos  en  l a   parte   baja  del  horno  unos   60  minutos  a  160  grados.  La   dejamos   enfriar,  la    sacamos  del  molde  y   la  untamos  de  mermelada  para   darle  más   sabor  y  brillo.  Un  postre  riquísimo  como  podéis   apreciar   en  la  fotografia.

Anuncios