El   almendro  ,  conocido  cientificamente  como  ”  amygdalus  communis  ”  es  un  árbol  caducifolio  de  la  familia  de  las  rosáceas. La  especie  es  originaria  de  las  zonas  montañosas  del  Asia  Occidental  y  Central .  Posteriormente  se  difundió  por  la  zona  mediterránea  primero  por  los  fenicios (  unos  2.000 años  a.C. )  difundieron  las  semillas,  los  griegos  fueron  los  primeros  en  cultivar  la  planta  en  tiempos  de  Alejandro  Magno  ( siglo  IV  a. C.)  ; los  romanos  la  difundieron  por  toda  la  cuenca  del  mediterráneo  y  los  árabes  (  siglo  VI  –  VII  )  culminan  su  difusión.

En  un  principio  las  plantaciones  se  hicieron en  ladera  para  evitar  heladas. Se  cultiva  en  secano,  sobre  suelos sueltos ,  yesosos   y  calcáreos.  No  les  conviene  la  humedad   y  prospera  bien  asociado  a  la  vida.  Se  trata  de   una  especie   de  porte  generalmente erguido,  aunque  algunas  variedades  son  más  o  menos  lloronas  o  abiertas. Su  tronco  es  corto,  no  muy  vigoroso,  al  igual  que  sus  ramas.  La  corteza  es  lisa  en  su  juventud  ,  primero  verdosa  y  luego  marrón  grisáceo,  rugosa  y  agrietada.

Es  un  árbol  caducífolo  (  se  le  caen  las  hojas),  poco  frondoso  y  de  un  altura  entre  los  3  a  5  metros.  Las  hojas  son  alternas,  estrechas, alargadas y  puntiagudas,  brillantes  en  el  haz.  La  anchura  de  la  hoja  y  su  disposición  dentro  del  tallo  son  características  diferenciales  de  las   distintas  especies;  aunque  normalmente  alcanzan  de  7,5  a  l2,5  cm  de  longitud  y  de  color  verde  intenso (  ver  primera  fotografia)  ,  con  bordes  dentados  o  festoneados. 

Las  raíces  están  bastante  lignificadas.  Son  de  color  amarillo  grisáceo  en  su  juventud.  Soportan  muy  mal  el  transplante  y  son  muy  sensibles  a  la  asfixia  radicular.

El  almendro  ,  cuya  floración  es  muy  temprana,  incluso  antes  de  que  nazcan  las  hojas  ,  es  el  signo  del   renacer  de  la  naturaleza,  de  la  primavera.  Es  igualmente  el  símbolo  de  la  fragilidad,  pues  sus  flores,  las  primeras  que  se  abren  entre  los  árboles  frutales,  son  las  más  sensibles  y  frágiles  a  las  escarchas.

En  hebreo  almendro  viene  de  la  palabra  shaqed  (  quien  despierta)  y  del  verbo  shaqad  (  estar  despierto).  La  etimologia  del  nombre  pasa  por  una  arabización  de  MANDORLA  y  esta  de  la  palabra  latina  AMYGDALA.  Según  la  tradición  judia,  es  por  la  base  de  un  almendro  (  que  en  hebreo  significa  luz )  que  se  pentra  en  la  ciudad  misteriosa  de  La  Luz,  la  cual  es  una  estancia  de  inmortalidad,  También  es  el  nombre  de  la  ciudad  cerca  de  la  que  Jacon  tuvo  su  visión  (  la  escalera ),  y  que  llamó  BEITH -EL  o  CASA  DE  DIOS.

Su  floración  es  todo  un  espectáculo  a  finales  de  enero  y  febrero,  anunciando  de  una  forma  maravillosa  el  comienzo  (  renacer )  de  la  primavera.,  es  decir,  el  nacimiento  de  todo  lo  que  estaba   dormido.  Es  la  especie  frutal  con  la  floración  más  trempana. La  flor  está  compuesta  por  un  cáliz con  cinco  sépalos  verdes,  una  corola  formada  por  pétalos  ovales  variable  en  tamaño  y  color (  desde  el  blanco  hasta  el  rosa ).

En  el  Eclesiastés  (  12,5 )  dice  :  ”   cuando  florezca   el  almendro, la  langosta  se  arrastre  pesadamente  y  se  pierda  el  deseo.  Es  que  el  hombre  se  va  a  su  morada  eterna  y  los  que  hacen  duelo  rondan  alrededor  de  la  plaza “.  La  interpretación  a  este  pasaje  es:  los  viejos  se  asustan  de  ascender  una  colina,  aún  en  la  calle  llana  están  llenos  del  temor  de  caerse,  florecerá  el  almendro, en  el  oriente  el  cabello  es  mayormente  negro. La  cabeza  blanca  entre  los  morenos  es  como  el  almendro , con  sus  flores  blancas,  entre  los  árboles  oscuros  circundantes.  El  almendro  echa  flores  en  el  tallo ,  sin  hojas  en  el  invierno (  correspondiente  a  la  vejez,  cuanso  todos  los  poderes  duermen  ) ,  mientras que  los  demás  árboles  están  sin  flor.  Cuando  el  viejo  pierde  sus  canas,  como  el  almendro  echa  sus  flores  blancas,  la  langosta, el  viejo  seco  y  arrugado;  su  espina  dorsal  corvada  hacia  adelante;  sus  brazos  caidos  hacia  atrás,  cabisbajo  ,y las  apofisisd  agrandadas,  se  parece  a  dicho  insecto.  El  anciano que  está  por  dejar  el  cuerpo  es  como  la  langosta  , mejor  la  cigarra,  cuando  asume  su  forma  alada  y  está  por  volar  pero  su  cuerpo  le  viene  a   ser  una  carga.

En  el  Libro  del  profeta  Jeremias  se  lee  (  1, 11-13 )  :  ”  ¿ Qué  ves Jeremias  ?.  Respondí  :  Veo  una  vara  de  almendro “.  Se  basa  en  juego  de  palabras  o  patonomasia.  El  almendro  se  llama  ,  como  anteriormente  he  escrito  ,  saqed,  que  suena muy  parecido  a   soqued  =  vigilante.  Con  la  imagen  del  almendro  se  introduce  un  rasgo  de  puntualidad  agrícola,  de  producción  vital;  el  proceso  histórico, no  menos  que  el  ciclo  vegetal  de  la  natureleza,  está  dominado  por  Dios;  porque  Dios  mismo  se  encarga  de  hacer  florecer  y  fructificat  su  paklabra  en  sazón  (  Is.  18, 5 ).  Al  mismo  tiempo  el   almendro  vigilante   está  insinuando  una  primavera  trágica.  ¿  Serça  ésa  la  razón  de  escoger  una  rama    y  no  el  árbol  entero  ?.  La  palabra  maqqel  es  bastante  ambigua  en  sus  usos,  tanto  puede  significar  el  ”  cayado  de  pastor  que  protege  ”  (  Salm.  23,  4 )  y  como  una  amenaza  (  1  Sam. 17,  40 -43 )

En  la  actualidad  el  cultivo  de  almendros  se  halla  en  toda  la  cuenca  mediterráneo  principalmente  en  el  Catalunya  i  Valencia,  Los  Padres  Franciscnos  introdujeron  los  almendros  en  California (  EE.UU.)  a  medianos  del  siglo  XVIII  y  la  primera  plantación  de  la  que  se  tiene  noticia  es  en  Sacramento,  el  año  1.843

Anuncios