La   almendra   es  el  fruto del  almendro.  Se  trata  de  una  drupa  oval  que  crece  en  un período  muy  rápido  (  45  días) para  a  continuación  proseguir  un  proceso  de  maduración  que  concluye  a  medianos  de  octubre.  Su  nombre  procede  del  latín  ”  amyndala  ”  .  Tiene  un  epicarpio membranoso  ,  un  mesocarpio  coriáceo  y  un  endocarpio  leñoso  ,  o  hueso, que  contiene  una  semilla,  envuelta  en  una  película  de  color  canela.

Las  almendras  verdes  (  ver  fotografia )  almendruco  que  en  catalán  llamamos  ”  ometllons  ”  y  que  en  la  infancia  comíamos   son  muy  indigestivas  y  por  tanto  debe  desterrarse  esta  costumbre  de  comer  almendras  verdes  y  también  las  tiernas.  Los  exploradores  de  la  Ruta  de  la  Seda  entre  Asia  y  el  Mediterráneo  comian  almendras  en  sus  desplazamientos  por  su  alto  valor  en  proteinas  y  su  escaso  contenido  en  hidratos  de  carbono.

Entre  los  griegos  la  almendra  estrujada  se  comparaba  a  la  eyaculación  fálica  de  Zeus como  potencia  creadora  y   fértil  .  Según  la  leyenda  Zeus,  en  el  curso  de  un  sueño,  perdió  su  semen  que  cayó  a  tierra  y  de  él  creció  un  almendro.  Y  una   almendra  dejó  en  cinta  a  la  hija  de  Sangarios  que  la  habia  colocado   sobre  su  seno.

Las  almendras  eran  uno  de  los  ingredientes  de  los  panes  que  consumian  los  Faraones  egípcios.  En  Roma  se  lanzaban  almendras  a  los  recien  casados  para  desearles  fertilidad.  Una  rama  de  almendro  es  como  un  amuleto  de  fertilidad  y  bendición  marital.

Los  americanos  dan  a  los  invitados  a  sus  bodas  una  bolsa  de  almendras  garrapiñadas  para  desear  hijos,  felicidad,  amor  y  fortuna.  En  Suecia  hay  costumbre  de  tomar  en  Navidad  un  puding  de  arroz  con  canela  con  una  almendra  en  su  interior  (  entre  nosotros  el  tortel  de  Reis ).  El  que  la  encuentra  tiene  buena  suerte  para  todo  el  año.

Comer  cinco  almendras  antes  de  ingerir  bebidas  alcohólicas  previene  la  borrachera.  Trepar  un  almendro  asegura  éxito  en  inversiones.  Poner  almendras  en  los  bolsillos le  conducirá  a  un  tesoro  (  algo  escondido  ).  Y  si  los  almendros  están  cubiertos  de  flores  y  pocas  hojas  en  primavera  es  señal  de  fertilidad,  asegura  nacimientos  y  buen  año  de  matrimonios.  En  la  Bíblia  en  el  Libro  de  los  Números ,  se  habla   que  Aarón   daba  almendras  como  signo  de  divina  aprobación.

  Según  la  MITOLOGIA  :   Filide, la  princesa  de  Tracia,  se  enamoró  de  Acamonte,  un  joven  combatiente de  la  Guerra  de  Troya.  Cuando  ella  se  enteró  de  la  destrucción de  la  ciudad,  todos  los  dias  acudia  a  la  costa  a  ver  la  llegada  de  la  flota  ateniense,  esperando  encontrar  el  barco  de  su  amado.  Pero  este  barco  no  llegaba.  Al  noveno  dia  de  infructuosa  búsqueda,  la  joven  murió  de  pena  , creyendo  que  él  habia  muerto.

La  diosa  ATHENEA  metamorfoseó  el  cuerpo  de  ella  en  un  almendro.  Al  dia  siguiente,  tras  la  reparación  de  la  nave  que  le  conducia,  llegó  Acamonte,  que  sólo  pudo  acariciar  la  corteza  del  árbol.  Filide  ,  desde  su  naturaleza  arbórea,  respondió  a  su  amor  floreciendo  de  repente,  sin  echar  hojas .  Todos  los  años,  los  antiguos  atenienses  danzaban  en  honor  de  los  enamorados,  de  la  misma  manera  que  los  almendros  siguen  manteniendo  su  peculiar  floración  hasta  la  actualidad.

La  misma  leyenda  se   narra  en  la  historia  de  San  Valentín.  Se  plantó  un  almendro  de  flores  rosadas  junto  a  su  tumba  en  la  ciudad  de  Terni  (  Italia ),  Hoy,  el  árbol  de  almendras  es  un   símbolo  de  amor  y  amistad  duraderos.

Según  la  tradición  judia  la  almendra  generalmente  representa   lo  escondido,  lo  ignoto  tras  una  corteza  dura.  Descubrir  la  almendra,  es  descubrir  un  secreto.  En  la  religión  cristiana  ,  heredera  de  la  mitologia  hebrea,  la  almendra  juega  un  papel  fundamentasl,  pues  representa  a  Jesucristo,  porque  su  nasturaleza  divina  está  escondida  en  su  naturaleza  humana,  de  igual  forma  que  antes  de  nacer,  estaba  en  el  seno  de  su  madre,  la  Virgen  Maria.

En  la  iconografia  medieval  es  común  representaciones  de  Jesús,  la  Virgen  y  de  Santos,  dentro  de  una  almendra  o   madorla,  forma  elipsoidal  con  dos  vértices  :  uno  apuntando  al  cielo   y  el  otro  a  la  tierra,  uniendo  lo  divino  y  lo  humano.

Anuncios