El   álamo   es  un  árbol  de  crecimiento  rápido,  con  copa  alarga  o   redondeada,  de  tronco  alto  y  estrecho,  ramas  fuertes  y  angulosas.  Tiene  una  altura  entre  20- 30  metros,  su  perímetro   1,5  metros  y  llega  a  vivir  unos  300  años.  Su  corteza  es  blanco  grisácea  en  su  juventud  y  gris  oscura  posteriormente.  Es  un  árbol  caducífolio,  es  decir,   sus  hojas  son  caducas,  simples,  ovales  o  palmeadas,  de  borde  dentado.

El color blanc platejat de les cares internes de les seves fulles, que gràcies a un especial tegument que les recobreix són aptes per retenir la pols atmosfèric, ayudasndo així a la neteja de l’aire, per això són freqüents en els jardins de les ciutats. A més quan bufa el vent és tot un plaer veure les seves fulles plastes gronxar-se en l’aire com acordions cromàtics d’una etèria simfonia.

 

En  los  Jardines  Herrero  Palacios,  del  Parque  del  Retiro, hay  una  serie  de  carteles  explicativos  del  álamo :

   Soy  un  árbol  famoso,  me  conocian  griegos  y  romanos  que  me  cultivaban  y  me  reconocian  como  el  árbol  del  pueblo.  Tengo  la  corteza  blanquita  y  lisa,  a  veces  resquebrajada,  muy  característica  y  llamativa.

 Soy  un árbol  de  hoja  caduca,  así  que  el  aspecto  de  mis  hojas  cambia  mucho  con  el  paso   de  las  a  estaciones  además,  y  como  no  me  gusta  nada  el  viento,  suelo  frenarlo  con  mi  altura  y  soy  como  un  grean  abrigo.

  Además  soy  un  poquito  precoz  ya  que  mis  flores  y  frutos  aparecen  en  invierno  y  muchas   veces  me  adelanto  a  mis  propias  hojas  nuevas.  Una  de  mis  aficiones  es  volar,  por  eso  mis  semillas  son  aladas  (  sámaras )  y  gracias  a  ellas  me  traslado   a  grandes  distancias.

El  nombre  de álamo,  que  en  catalán  se  llama  ”  álber  “,  viene  de  la  palabra  latina  ”  populus  alba  ”  (  pero  no  de  populus- populi  sino  de  populus-populae  )  que  significa  de  color  blanco  ,   y  de  ella  derivan  los  nombres  de  POBLET  y  POBOLEDA  ,  lugar  de  álamos,  lo  que  indica  que  el  agua  estaba  cercana,  pues  los  álamos  son  árboles  que  casi  siempre  bordean  los  rios:  tanto  los  cirtercienses  como  los  cartujos  sabían  perfectamente  donde  construían  sus  monasterios  y  conventos.

También  una  villa  como  Almodovar  del  Campo  (  provincia  de  Ciudad  Real )  tiene  un  origen  curioso   que  aunque  según  algunos  provenga  del  árabe  ALNI  o  ALNIE  que  quiere  decir  ”  agua  ”  y  DONAR  que  significa  ”  sitio  o  lugar  redondo  ”  ,  pues  muy  cerrca  de  dicha  villa  al  pie  del  castillo  (  del  Campo  de  Calatrava )  había  una  ”  laguna  de  agua  redonda  ”   y  a  su  alrededor  crecian  numerosos  álamos.

Su  madera  se  utiliza  para  pasta  de  pael,  embalajes,  contrachapos, cerillas  por  su  lenta  combustión,  para  pavimentos…  En  la  mágia  ,  las  yemas  y  las  hojas  de  álamo  se llevaban  encima  para  atraer  el  dinero.  Sus  hojas  y  corteza  tienen  propiedades  curativas  que  ayudan  a  tratamientos  diversos  como:  problemas  digestivos,  infecciones  urinarias  y  ciática.

Son  árboles  que  necesitan  sol  abundante y  un  suelo  húmedo,  rico  y  profundo,  con  buen  drenaje.  Hay   varias  clases  de  álamos,  además  del  blanco,  el  álamo  negro  (  en  castalán  le  llamamos  ”  pollancre  ” ),  el  álamo  cano,  el  álamo  temblón  (  como  lo  veneraba  el  pueblo  celta ),  los  álamos  balsámicos   y  el  álamo  carolino  o  americano.   Dejo  para  otro  artículo  su  mitologia  y  poesia.

Anuncios