Entre  los  pueblos  antiguos  la  acacia  era  tenida  como  planta  muy  apreciada  por  sus  propiedades  curativas  y  la  consideraban  de  suma  importancia  y  eficacia  para  ahuyentar la  mala  suerte  y  los  espíritus  perversos.

Entre  los  egipcios   se  creia  que  la  comunidad  divina  habia  nacido  bajo  este  árbol  y  que  él  decidia  la  vida  y  la  muerte  de  los  seres. También  se  la  vinculó,  de  algún  modo, con  Osiris  puesto  que  en  las  representaciones  donde  se  halla  la  tumba  de  este  dios  aparecen plantados  una  serie  de  árboles  que  pudieran  ser  identificados  con  las  acacias,  que  soñoreaban  aglomeradas  a  lo  largo  del  rio  Nilo.

En  el  Egipto  antiguo , el  cuento  de  ”  los  dos  hermanos  ”  que  fué  escrito  bajo  el  reinado de  Ramsés  II,  hacia  el  año  1.300  antes  de  Cristo,  describe  cómo  uno  de   los   hermanos hechizó  su  propio  corazón  y  lo  colocó  en  la  flor  de  una  acacia,  y  como  al  cortar  la  flor  por  instigacionews  de  su  mujer,  cayó  muerto  pero  resucitó  cuando  su   hermano encontró  el  corazón  perdido  en  el   fruto  de  la  acacia  y  lo  depositó  en  una   copa  de  agua  fresca.

En  Egipto  empleaban  las  acacias  para  construir  embarcaciones,  estatuas   y   muebles.  También  en  las  pinturas  y  sobre  todo  como  perfumes.

El  secreto  de  la  acacia   es  uno  de  los  secretos  mejor  guardados   dentro  del  mundo  de  la  francmasoneria.  La  idea  que  el  alma  humana  pueda  quedar  depositada  por  un  tiempo  máss  corto  o  máslargo  en  algún   sitio  seguro  fuera  del  cuerpo  ya  sea  en una  planta,  animal  o  en  una  piedra. La  acacia  en  la  masoneria   representa  la  inmortalidad  del  espíritu,  la  inocencia.  Es  el  símbolo  de  iniciación  en  los  misterios   esotéricos,  ocupando  un  valor  superior  en  su  ritual por  su  sentido  oculto  o  hermértico.  Es  la  planta  que  ha  crecido  y  delata  la  tumba,  escondida  por  los  asesinos,  del  Gran  Maestro  masón  HIRAM.  Su  raíz  está  en  la  tumba  de  Hiram,  y  representa  la  nobleza  y  pureza  de  las  aspiraciones,  la  incoruptibilidad  de  todo  pensamiento  puro  dominado  por  el  sentido permanente  de  la  Eternidad.

Si  a  un  maestro  masón  se  le  interroga  por  su  identidad  ,  responde :  ”   mi  nombre  es  Acacia  ”  que  significa  :  ”   he  estado en  la  tumba,  he  triunfado  en  ella  levantándome  de  los  muertos  y,  estando  regenerado,  he  ganado  la  inmortalidad  “.  Y  cuando  dicen :  ”  la  Acacia  me  es  conocida  ”   la  emplean  para  indicar  que  ya  poseen  los  conocimientos  iniciáticos  que  conducen  al  descubrimiento  de  la  Maestría.  Para  asimilar  estos  conocimientos, el  adepto  debe  hacer  revivir  en él  la  sabiduria.

Para  los  francmasones  (  herencia  egipcia  y  hebrea )  la  acacia  es  el  símbolo  ,  como  ya  he  dicho  antes,  de  la   inmortalidad  y  de  la  incorruptibilidad  del  alma,  y  aparece   en  las  ceremonias  fúnebres .  Sólo  resucitando  de  la  vida  latente ,  pero  adormecida ,  que  despierta  con  la  propia  energía  que  representa   el  conocimiento  de  la  Acacia,  se   puede   encontrar  la  palabra   perdida.   En  el  grado  de  ROSACRUZ  aparece  la  cruz  en  la  que  murió  Jesús  de  madera  de  acacia,  asi  como  de  la  misma  está  hecho   ”  el  mallete ”  y  su  revista  es  ”  Acacia  “.

Los  árboles  ocupan  un  lugar  destacado  en  la   Biblia .  Las  referencias  arbóreas  son  reflejo  del  lugar  que  correspondia  a  los  árboles  en  lass  culturas  antiguas.  Sus  usos  asi  como  su  significación   inspiradora  y   simbólica, basada  en  la  percepción  del  árbol  como  símbolo  de  la  vida  dada  por  el  Creador.

Se  cuenta  que  hay  todavía  familias  en  Rusia, Alemania, Inglaterra, Francia  e  Italia que  acostumbran   plantar  un  árbol   al  nacimiento  de  un  hijo.  Se  espera  que  el  árbol  crecerá  al  compás  del  niño  y   le  atienden  con  cuidados  especiales.  En  Suiza  (  Cantón  de  Aargan )  para  un  niño  plantan  un  manzano  y  para  una  niña  un  peral.  En  el  Castillo  de  Dalhousie   (  Edimburgo )  crece  un  roble  llamado  árbol  Edgewell  que  está  conectado  a  la  suerte  de  la  familia  por  un  lazo  misterioso,  pues  dicen  que  cuando  muere   o   está   próximo  a  morir  uno  de  la  familia  se  desprende  una  rama  del  Árbol  Edgewell.   En  el  país  vasco  el  Árbol  de  Guernica  es  un  símbolo  de  la  nación  vasca.

Para  el  pueblo  hebreo  la  madera  de  la  acacia  era  considerada  sagrada.  Algunos  creen  que  la  zarza  ardiendo  era  una  acacia  (  Éxodo  3,2 )  que   Moisés  encontró  en  el  desierto  de  Nagued. La  corteza,  las  raíces   y  la  resina  (  goma  arábica )  se  utilizaban  para  incienso   y  su  humo  servia  para  mantener  a  los  demonios  y  fantasmas   a  distancia.

Aquí  tenéis  a  Moisés  en  la  cima  del  Sinaí.  En  hebreo  Acacia  es  igual  a  SETIM .  Así  en  el  libro  de  Números ( 25,1 )  ”  Mientras  Israel  acampaba  en  Sitim ”   se  refiere  a  la  parte  del  valle  en  donde   muchas  plantas  de   acacias  en  la  estepa,  lugar  geográfico,  ubicado  a  unas  ocho  o  nueve  millas  al  noroeste  del  Mar  Muerto. (  Josue  2, 1 ).  Se  corresponde  perfectamente  con  Isaias  (  41, 19 )  que  dice :  ”  En  el  despoblado  plantaré  cedros  y  acacias,.  mirtos  y  olivos;  y   en  el  yermo   pondré  abetos,  olmos   y  bojeS  conjuntamente;   para  que  vean…. conozcan… y   comprendan  que  la  mano  de  Yahvé  ha  hecho  esto  y  el  Santo  de  Israel  lo  ha  creado  “.   Isaias  invoca  un  acto  creador  y  sus  palabras  están  llenas  del  amor  de  Dios   con  su   pueblo  elegido  transformando  el  desierto  en  un  vergel.  Y  aún  más  concretamente  en  Joel  (  4, 18  )  .  ”  Sucederá   aquel  dia  que  los  montes  destilarán  vino,  y  las  colinas  fluiran  leche;  por  todos  los  torrentes  de  Judá  fluirán  las  aguas ;  y  una  fuente  manara,  de  la  Casa  del  Señor  que  regará  el  torrente  de  las  Acacias “.

La  madera  de  la  acacia  es  la  escogida  por  Dios  para  construir  el   Arca  de  la  Alianza  :  ”   Hice  pues,  un  Arca  de  madera  de  acacia,  labré  dos  tablas  de  piedra  como  las  primeras,  y  subí   al  monte  con  las  dos  tablas  en  la  mano  ·  (  Deut.  10, 3). Lo  mismo  se  dice   en  el  libro  del  (  Éxodo  25,  1o -13  )  :  ”   Se  fabricará  un  Arca  de  madera   de  acacia,  de  dos  codos  y  medio  de  largo,  codo  y   medio   de  ancho,  y  codo  y   medio  de   alto……. Harás  también  varas   de  madera  de   acacia  ,  las   cuales   cubrirás  de  oro “.

La  mesa  de  los  panes  (  Éxodo  25, 23 )  :  ”  Harás  también  una  mesa  de  madera  de  acacia  ……  y  pondrás  sobre  ella  perpetuamente   el  pan  de  la  proposición “.   El   tabernáculo  (  Éxodo  26, 15  ) :  ”   Harás   asimismo  para  la  Morada  unos  tablones  de   madera  de  acacia   que  sirvan  de  postes  “.   Velo  del  Templo  (  Éxodo  26,  31 – 32 )  :  ”  Y  harás  un  velo  de  jacinto,  púrpura  eacarlata,  carmesí  y  lino  fino  torcido,  con  querubines.  Ha  de  ser  una  obra  maestra,   Y  lo  colgarás  de  cuatro  columnas    de  acacia,  revestidas  de  oro  “.  Cortina  del   Templo  (  Éxodo   26 ,  327 )  :  ”  Para  la  cortina  de  la  Morada  fabricarás  cinco  columnas  de  acacias  ” ,  Y  finalmente  para  el  Altar   de  los  Holocaustos  (  Éxodo  27, 1  )  :  ”  Harás  de  madera  de   acacia  támbién  el  altar  “.

Según  R.  Guénou  existe  una  tradición que  cuenta   como  la  corona  de  espinas   de  Cristo  estaba  hecha  de  espinas  de  acacia,  desempeñando  éstas  el  papel  de  ”  rayos  luminosos ”  ,  de  ahí  el  carácter  eminentemente  solar  que  conserva  esta  planta, que  está  presente  en  las  flores  amarillas  especialmente  en  las  mimosas,  una  especie  de  las  acacias.

Dentro  del  mundo  de  la  mágia (  Kábala  )    se  utiliza  para  trabajos  de  adivinación y  trance, y  sus  flores  en  magia   amorosa.  La  palabra  Akasha  de  la  que  se  deriva    Acacia,  es  la  mayor  fuente  de  conocimiento   y  verdad,  que  el   ser  humano   puede  consultar.

Anuncios