El  ABEDUL  es  un árbol  originario  de  Europa, adaptado  a  casi  todos  los  climas  del  mundo, muy  elegante,  puede  llegar  hasta  los  30  metros  de  alto.  El  nombre  científico  es  ·  ”  Betula Alba ”   una  palabra  latina  derivada  de  la  palabra  betu   de origen  celta  y  que  significa  betún  o  asfalto.

Se  dice  que  este  árbol  crecia  en  la  erntrada  del  Edén .  Antiguamente  se  plantaba  a  la  entrada  de  los  establos, entre  los  celtas,  para  ahuyentar  a  malos  espíritus.  También  se  fustigaba  con  ramas  de  abedul  a  delincuentes  y  dementes.

Los  esquimales  se  servian   de  los  abedules  para  confeccionar  vestidos,  construir  piraguas  y  elaborar  cuerdas  ,  pues  su  corteza  se  mantiene  por  mucho  tienmpo  debido  a  una  sustancia  (  la  betulina )  casi  indestructible.  Los  pastores   utilizaban  su  corteza  para   fabricar  calzados. En  la  antigua  Roma  el  abedul  era  símbolo  de  poder y  autoridad,  empleándose  sus  ramas  junto   con  las  de  laurel para  adornar  las  cabezas  de  las  personas  importantes denominándose  ”  faces  “.

El  abedul  se  le  considera  la  dama  de  los  bosques  por  su  corteza  blanca  y  su  fino  ramaje  pendular. El  color  de  la  corteza  varia  con  la  edad  del  árbol, siendo  joven  el  color  es  pardo  rojizo  para  luego  ir  blanqueándose.  Su  crecimiento   es  rápido  y  esta  considerado  el  cicatrizador  del  bosque  por  qué  donde  hay  un  claro  es  la  primera  especie  arbórea  en  colonizarlo.  Tradicionalmente  era  la  especie  plantada  a  lo  largo  de  las  carreteras   junto  al  olmo.

Presenta  hojas  alternas,  pecioladas,  elípticas,  ligeramente  dentadas,  de  color  verde  oscuro.  Las  flores  son  de  color  blanquecino  y  las  semillas  semejantes  a  una  nuez  pequeñla  y  sin  albumen.

Es  un excelente  durético,  cicatrizante  y  depurativo.  Se  emplea  en  casos  de  infeccionesd  urinarias.  Se  usan  sus  hojas  y  flores  para  realizar  infusiones.  De  este  árbol  de  madera  blanca  se  prepara  una  loción  muy  apreciada  contra  la  caida  prematura  del  cabello. Las  ramas  jóvenes  tienden  a  encontrarse  caidas, pendulantes  y  presentan  unas  verrugosidades  que  las  hacen  ásperas  al  tacto.  El  país  de  los  abedules  es  ”  Aserbaidzhan “.

El   adedul  es  tenido  como  árbol  sagrado,  eje  del  mundo  como  lo  es  del  bosque, y representa  la  unión  entre  el  cielo  y  la  tierra.  Simboliza  la  primavera,  la  regeneración.  En  el  mundo céltico  era  empleado  en  los  ritos  funerarios  (  las  cajas ) y  era  el  árbol  tutelar  de  la  vida  humana.

Es  el  árbol  por  excelencia  de  la  mitologia  nórdica  ,  como  para  el  mundo  árabe  lo  puede  ser  la  palmera o  para  el  grecolatino  la  encina. De  la  corteza  interna  extraian  los  romanos  unos  pergaminos   llamados  ”  librum ”  que  dieron  origen  a  la  actual  acepción  de  libro.

Para  los  rusos  y  muchos  de  los  paises  eslavos  el  abedul  da  la  luz  al  mundo (  con  sus  ramas  hacen  antorchas ),  y  de  él  sacaban  el  alquitrán.  Dicen  que  el  Arca  de  Noé  fue  construida  con  madera  de  abedul. En la  mitologia  clásica  el  abedul  está  consagrado al  dios  Thunar  representando  el  retorno  de  la  primavera.  Para  los  pueblos  eslavos  aún  sigue  siendo  símbolo  de  la  patria.

En  el   mundo  de  los  sueños  el  tronco  recto  del  abedul  representa  la  virtud  y  es  indicio  de  algo  importante;  por  el  contrario  el  tronco  torcido  es  un  mal  presagio.

 Pondré  ahora  unos  poemas  sobre  el  abedul

     Los  ojos  de  Dios  siguen por  las  nubes/  jugando  conmigo  en  aguas  azules. /  Escribo  un  nombre  en  los  abedules…. Sigo  pensando  que  tanto  que  siento/ Y  en  su  alma  blanca,  me  dejo  momentos/ que  al  pasar  el  viento… en  amor..-.. ondulen.   (  Elisa  Lattke ).

Y  la  alfombra  es  puro  helecho,/  y  los  muros  de  abedul,/  y  la  luz  viene  del   techo,/  del  techo  de  cielo  azul.     Las  jacas  de  su  carroza,/  son  dos  pájaros  azules,/  y  canta  el  aire  y  retorza/  y   cantan  los  abedules.”   (  Odio  la  máscara  y  vicio.  De  José  Martí,  Cuba ).

Quisiera  que  mi  prosa  fuese  poesía  y  tuviera  las  propiedades  del  abedul.

Anuncios