tapis  creaciónlas  diez emanaciones

Son  las  diez  emanaciones de  Dios  según la  càbala  judia  que  se  representan  mediante  el   árbol  de  la  vida  y  sirven  para  alcanzar  el  conocimiento  pleno.  Son   atributos  divinos  mediante  los  cuales  se  puede  llegar  a  poner  en  contacto  el  mundo  físico  y  el  metafísico. Estos  atributos  se  deducen  del  libro  del  Génesis  ,  cada  vez  que  empieza  con  estas  palabras  :  ”  Y  Dios   dijo ”  entendiendo   que   la   palabra  divina  es  un  acto  creador.

1.–  Kéter.   Significa  corona,  iluminación.        2.–  Chokmak   que  simboliza  la  sabiduria,  la  creatividad.                 3.-  Bináh   simboliza  el   entendimiento.       4.-   Chesed   un  atributo  del  amor,  la   compasión.                                5.-  Gevuráh   indica  juicio, rectitud.               6.-   Tiphéret  conecta  con las  demás,  belleza.                                           7.-  Netzach  simboliza   liderazgo, victoria.   8.-   Hod  indica    esplendor,  sinceridad  y  oración.                                 9.-  Yesod   manifestación divina en el mundo     10.- Malkuth   implica   poder,  su  Reino.

Las  sefirot  con números  impares   representan  el   sentimiento.   Las   impares  a  la  racionalidad.   Pero  las  dos  son  necesarias  para  alcanzar  el  conocimiento  supremo  (  ver  primera  fotografia ).  La   1,  2  y  3   están  en la  cabeza  (  la  mente  y   los  dos  ojos )  ,  la   4  y  5  serian  las  manos   por  eso  se  las  denomina  de  acción,  la  7  y  8  serian  los  pies  ya  que   son  los  medios  para  alcanzar  los  fines.  Y  la  9   los  órganos  sexuales.

Sefirots  en  plural  significa  en  hebreo   senderos.  El  diagrama  de  las  sefirot  es  el   árbol  de  la  vida  (  ver  nuevamente  fotografia),  un  sistema  de  relaciones  intersimbólicas   místicas  que  tienen  la  función  de  abrir  el  acceso  a  las  capacidades  escondidas  de  la  psique.  Los  círculos  son las  diez  safirot   sagradas  y  las  líneas  que  las  conecta  entre  sí  los   senderos  (  son  22  igual  que  las  letras  del  alfabeto  hebreo ).  Las  sefirot  son  objetivas ;  los  senderos  son  subjetivos.

Según algunos  autores  el   árbol  de  la  vida  crece  al  revés.  El  tronco  y  las  ramas   hacia  abajo ,  las  raices  hacia  arriba.  La  copa  se  hunde  en  la  tierra,  las  raices  miran  al  cielo.  No  ofrece  sus  frutos,  sino  su  origen.  No  se  esconde  bajo  la  tierra  lo  más  entrañable,  lo  más  vulnerable,  sino  que  lo  arriesga   a  la  intemperie  :  entrega  sus  raíces,  en  carne  viva,  a  los  vientos  del  mundo.

La  segunda  fotografia  corresponde  al   tapís  de  la  Creación  ,  réplica   cristiana  del   árbol de  la  vida.  Se  trata   de  un  tapís  bordado  del  siglo  XI  que  se  halla  en  el  tesoro  de  la  Catedral  de  Girona. Es  una  obra  única  en  su  género,  mide  4,15 m. de  ancho  por  3,65  m.  de  alto.  En  la  parte  central    hay  un  círculo   dividido  en  8  franjas  con representaciones  del  Espíritu  Santo  en  forma  de  paloma, ángeles  de  luz  y  ángeles  de  tinieblas,  separación  de  las  aguas  de  la  tierra;  creación  del  sol,  luna,  estrellas,  aves,  peces,  y  resto  de  animales  para  acabar  con Adán  y  Eva.  En el  centro  de  dicho  círculo  ,  otro  menor  con  la  figura  del  Pantocrator  con   la  inscripción  :   Santus  Deus  Rex  Fortis.  En  los  ángulos  exteriores  los  cuatro  vientos :  norte, levante, poniente  y   mediodia.

Anuncios