Todo el mundo camina con la cabeza levantada y muchas veces fija su mirada al firmamento. Solo mira a tierra para no tropezar. ¿ Qué abrá allá arriba que nos llame tanto la atención ? . El niño pequeño señala con su dedo, a poco de nacer, arriba. ¿Y qué hay ?. De dia vemos el sol, las nubes, los relámpagos y oimos los truenos y por la noche vemos la luna y las estrellas que parpadean indicàndonos la inmensidad del cosmos ( universo ).

Tu nombre viene del griego y significa orden y es la antítesis del caos. El cosmos sin orden sería espantoso como una noche oscura donde cada uno va a tientas tropezando unos contra otros. Un reloj sin cuerda y sin que marque las horas. ¿ Pero quién rige tus movimientos y las leyes que tienes ?. Pitágoras fue el primer filósofo que así te llamó. La totalidad del espacio y del tiempo en tí se confunden al igual que la energía y el impulso, las leyes y las constantes físicas que te gobiernan.

Dicen que naciste de un BIG BANG y en aquel instante toda la materia y energia estaba concentrada en un punto de densidad infinita. Después comenzaste a expandirte para llegar a tu condición actual, y lo continuas haciendo. Tu proceso de expansión no para y quizás no tenga límites. ¿ Dejará alguna vez de extenderse y entonces puede provocar la desaparición de la materia en sus dimensiones de espacio y tiempo?

Sabemos que el espacio puede ampliarse a un ritmo superior a la velocidad de la luz. Por tanto, dos galaxias ( entre las miles que hay en el Cosmos de formas y proporciones muy diferentes ,constituidas por estrellas de antigüedades diversas ) pueden separarse una de la otra más rapidamente que la velocidad de la luz, y crear un espacio entre ellas que vaya creciendo.

Ante el Cosmos ( Universo ) tan solo cabe admiración. Su inmensidad nos lleva a soñar. Su orden y sus leyes son un paradigma para los humanos que muchas veces las transgredimos. Y ese mar de estrellas nos indican con su luminosidad el resplandor de quien lo creó.

Anuncios