El hebreo es una lengua semítica al igual que el arameo de la familia lingüísticas afro asiática, hablada por unos 5.000.000 de persones en Israel (95%) y por otros 2/3.000.000 en comunidades judías repartidas por el mundo. Puede que el hebreo era en un principio la lengua de los cananeos pues tiene grandes afinidades tanto histórico- lingüísticas como territoriales con “ la lengua de Caná “

Al margen de la Bíblia , el texto más antiguo escrito con alfabeto hebreo data del siglo IX a. C. El hebreo cambió con el paso del tiempo y así el libro de Las Crónicas es muy diferente del de Los Reyes. Durante el período persa los judíos usaron tanto el hebreo como el arameo. El arameo era la lengua de la administración y del comercio ( Cafarnaum : centro comercial y cruce de caminos). El arameo fue un medio internacional, junto con el griego, de comunicación y de uniformidad en todas las provincias del Imperio persa , pero una vez que éste cae, la escritura aramea decae y surgen un sinfín de matices y desarrollos: uno de ellos será el hebreo cuadrado. El texto más antiguo en hebreo cuadrado que se conoce está datado del siglo III a.C. y pertenece a un fragmento del Éxodo. Ambos alfabetos el arameo-judaico y el hebreo cuadrado se usaron simultáneamente durante algún tiempo. El hebreo dejó de hablarse alrededor del siglo I a.C. aunque se siguió utilizándose principalmente en las sinagogas, fue sustituido como lengua hablada principalmente por el arameo, dominante en la región Siro-Palestina e influenció al hebreo y, finalmente lo desplazó en algunas áreas ( Nehemías 13,24 : así sus hijos hablaban medio Azoto , y no sabían hablar judío, sino que hablaban un lenguaje mixto de ambos pueblos ” ).

Aunque el hebreo se usó en Judá como lengua vernácula , también el arameo y el griego fueron hablados e incluso el arameo, como antes he indicado, fué la lengua dominante en el norte : Galilea, Tiro, Sidón y Siria . Jesús vino de Galilea ( Natzareth ) seguramente hablaba arameo pues algunas palabras que constan en los Evangelios tienen dicho procedencia, como “ abba “, ” effattthá “, ” gábbatha “… Antes del descubrimiento en 1.947 de los Rollos del Mar Muerto ( contienen material bíblico y otros documentos religiosos escritos por los esenios, quienes al huir depositaron los manuscritos en las cuevas de Qumrán, alrededor del año 70 d.C. ) , el papiro NASH, encontrado en Egipto, donde constan los Diez Mandamientos, era el documento más antiguo en escritura judaica ( siglo II a.C.)

El hebreo se lee y escribe de derecha a izquierda. La manera más común y expandida de escritura en hebreo es sin puntuación. Las vocales fueron agregadas más tarde por los Masoretas ( judíos eruditos ) a partir del siglo V d. C. y fueron colocadas debajo o encima de las consonantes originales no malogrando en nada el texto original. Las 22 consonantes son las expresiones del espacio y del tiempo por eso en los textos sagrados no presentan ninguna vocal ni signo de pronunciación , puesto que las letras solamente tienen vida cuando se pronuncian con la melodía del que exhala el aire, que es el ” aliento “ que Dios ha dado al hombre junto con el don de procrear. Por eso el hombre, desde el principio de la creación, participó dando nombre y significado a todos los seres creados y les puso nombre ( Génesis 3, 19) : ” los trajo a Adán , para que viese cómo los había de llamar; y en efecto , todos los nombres puestos por Adán a los animales vivientes, ésos son sus nombres propios “.

Las letras en si mismas, sus nombres, su forma gráfica, su valor numérico y su respectiva posición en el alfabeto tienen algo de misterioso y sagrado ( oculto ). Cada alfabeto tiene sus secretos, su historia, su poesía y simbología. Las letras del hebreo están asociadas al “ Ser Superior “ y al mismo tiempo al ser humano ya que se las considera que tienen cuerpo, alma y espíritu. En la obra mística el SEFER JETZIRÀ son llamadas ” ladrillos de la Creación “.

Anuncios